¡Violencia Judicial!

Un año después de lo que conocemos como “el estallido social”, que fue una indiscutible vorágine de indignación social en contra el gobierno, increíblemente queda la misma injusticia social, y, además, una perfecta excusa para que el Estado persiga a quienes protestan, que es el supuesto peligro que representa la “Primera Línea”, a la que han decidido llamar “grupo terrorista” para judicializar opositores y aterrorizar a quienes protestan.


La “Primera Línea” surgió varias semanas después del comienzo de las jornadas de protesta asociadas al Paro Nacional, como respuesta a la indiscutible violencia policial en contra de los manifestantes. Basta ojear el informe que sobre el tema emitió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para concluir que en Colombia se presentó una verdadera orgía de sangre y violación de Derechos Humanos con muy escasos precedentes en la región, emprendidos por la Policía y por paramilitares bajo la entera estimulación del gobierno de Duque.


Con el propósito de proteger la vida de los manifestantes, varias personas decidieron portar escudos, cascos y máscaras antigases para impedir el daño de los ataques de la Policía. Debieron ubicarse en la zona de mayor cercanía a la de los ataques (de allí el nombre de “Primera Línea”) y esto condujo a que en sus comienzos se difundiera una imagen bondadosa de este fenómeno, al punto de representar heroísmo y valentía.


Tanto fue así, que por entonces era común la circulación en redes y prensa de imágenes que emulaban con cierto romanticismo de sacrificio la aparición de personas desafiando con sus escudos a las tanquetas del ESMAD. A los pocos días se gestaron otros fenómenos espontáneos de solidaridad social y profesional con las víctimas de los abusos estatales que usaron consignas como “Madres Primera Línea”, “Primera Línea Jurídica” o “Primera Línea Sicológica”; el gobierno de Duque estaba ante un verdadero “jaque” social y político por cuenta de este inocultable estallido.


Lea acá la columna completa: https://www.puntodevistardb.com/2022/05/violencia-judicial/

1 visualización0 comentarios

La hipocresía del Estado y la sociedad en Colombia frente al problema carcelario ha sido grotesca. Por una parte, a ninguno le faltan lamentaciones por la cloaca en la que hemos convertido las prision

Las fuerzas armadas en cualquier país democrático son un medio para el mantenimiento del orden público interno y de la seguridad nacional, pero no son un fin en sí mismas. Por muy importantes que pued